¿Cómo evolucionará en la Universidad de Zaragoza la matrícula de quienes tienen más de 25 años?

Tras haber analizado la evolución de la matrícula universitaria (en los estudios de grado y anteriores al EEES, diplomaturas y licenciaturas), en el Área de Innovación y Prospectiva restringimos el detalle a los estudiantes mayores de 25 años.

Recordemos que el objetivo era desgranar su volumen y tipología, para finalmente buscar una posible correlación entre los datos de demografía y la matrícula universitaria en dicho segmento de edad, y proyectar la evolución de ésta en los próximos años.

Pero el análisis también ha puesto de relieve algunas cuestiones. Como que la oferta online puede estar siendo decisiva en la elección de este colectivo y también que su rendimiento se diferencia sustancialmente de los menores de 25. Otro aspecto a considerar es las dificultades que el colectivo puede estar encontrando para acceder a plazas universitarias.

El porcentaje de alumnos mayores de 25 años ha experimentado la fuerte caída en la última década. A pesar de haber llegado a alcanzar los 9.000 alumnos hace 12 años, casi un 28% del total, en la actualidad solo 3.300 mayores de 25 años están matriculados en estudios de grado, un 12% del total.

Gráfico 1. Evolución del porcentaje de matriculados en diplomaturas, licenciaturas y estudios de grado en el segmento de 25 años o más sobre el total (cualquier edad).

Quisimos comparar si esta caída es similar en el resto de universidades públicas presenciales. Y, aunque en la media de ellas el porcentaje de mayores de 25 sobre el total de matrícula en estudios de grado es algo superior al de Unizar (1,4 puntos porcentuales más), descubrimos que al analizar por ramas de conocimiento, los resultados eran dispares. En las matrículas de grados de Ingeniería y Arquitectura, la Universidad de Zaragoza está 4 puntos por debajo de la media de públicas presenciales. Sin embargo, en los estudios de Artes y Humanidades, está casi 3 puntos por encima nacional.

 

Tabla 5. Comparativa entre las universidades españolas presenciales y UNIZAR sobre el porcentaje que supone el segmento de 26 ó más años de edad sobre el total de matriculados en estudios de grado en 2019/20, según rama de conocimiento.

Sin embargo, al revisar la única universidad pública con estudios a distancia, la UNED, vemos como parece ser la receptora de los estudiantes de esta edad. El 84% de sus matriculados tienen 26 años o más. Lo que nos lleva a pensar que la implantación de estudios no presenciales podría atraer a este perfil de alumnado.

También quisimos estudiar el perfil de los estudiantes que inician sus estudios en esta edad pensando que las pruebas de acceso específicas para mayores podrían tener relevancia. Sin embargo, no es así. Hasta el 85% de los estudiantes de nuevo ingreso del segmento de edad analizado corresponden a quienes tienen como estudio previo la PAU/EvAU, Formación Profesional (sin prueba de acceso) o los que ya eran titulados universitarios con anterioridad.

Gráfico 6. Evolución del número de matriculados de nuevo ingreso con edad igual o superior a 25 años en estudios de grado o equivalente según el tipo de estudio previo cursado que les da acceso al estudio en que se matriculan.

(*) Incluye solicitantes de otros cupos con titulación universitaria en UNIZAR desde 2000/01, previa minoración de los cupos de los que proceden.

 

Gráfico 7. Reparto del número de matriculados de nuevo ingreso con edad igual o superior a 25 años en estudios de grado según el tipo de estudio previo cursado que les da acceso al estudio en que se matriculan, curso 2020/21.

De hecho, hasta más de un 37% de estos estudiantes en el curso 2020/2021 ya tenían una titulación de grado o equivalente previa. De ellos más de la mitad habían obtenido su titulación hace más de 6 años. Y más del 25% la obtuvieron hace más de 10. Sólo entre el 5% y el 10% se habían titulado en el curso inmediatamente anterior. Esto nos podría estar hablando de una necesidad de volver a las aulas de grado de los titulados en distintos momentos de su vida laboral.

Gráfico 8. Reparto del número de matriculados de nuevo ingreso en estudios de grado con edad igual o superior a 25 años en el curso 2020/21 con titulación previa de grado o equivalente obtenida en UNIZAR a partir del curso 2000/01, según el tiempo transcurrido desde la obtención del título.

(*) Sólo se incluyen titulados en UNIZAR a partir del curso académico 2000/01Incluye solicitantes de otros cupos con titulación universitaria en UNIZAR desde 2000/01, previa minoración de los cupos de los que proceden.

 

El rendimiento

Del análisis comparativo del rendimiento académico se concluye que los mayores de 25 años tienen peor rendimiento (10 puntos porcentuales menos, a causa de que se presentan menos a examen), abandonan más (20 puntos más), y se gradúan en inferior porcentaje (20 puntos menos). Y a los titulados en estudios de grado de 4 años de duración les cuesta un par de años más obtener el título, y necesitan matricular más créditos para obtener la titulación, lo que se traduce en 15 puntos menos de eficiencia. Un tercio de los que inician estudios universitarios a una edad de 25 años o más abandonan al año siguiente de haber accedido al estudio, mientras que para los estudiantes más jóvenes esta tasa de abandono inicial es del 15%.

En las universidades no presenciales españolas abandonan 2 de cada 3 estudiantes mayores de 26 años. Debe tenerse en cuenta que si se decidiera implantar titulaciones no presenciales podrían ser muy demandadas por el segmento de edad analizado en un primer momento, pero también podrían tener un elevado abandono.

Todo esto nos lleva a un perfil de estudiante mayor de 25 años que parece responder a egresados que tras 5 ó 10 años apuestan por volver a la vida universitaria con preferencia por la modalidad online y con una capacidad de persistencia en los estudios limitada. Por eso, la propuesta de la Comisión Europea de las microcredenciales, aún en curso de elaboración, enfocadas a la enseñanza online flexible, pero con seguimiento y apoyo, podría satisfacer las necesidades de este colectivo mejorando su cualificación.

 

 

¿Qué se puede esperar?

Como adelantábamos el objetivo era intentar predecir cómo podría evolucionar la matrícula de este colectivo en las condiciones actuales. A la hora de buscar correlaciones, se encontró que era el grupo de 25 y 34 años el que presentaba mejor paralelismo con los matriculados y los datos de natalidad. Según esto, una de las conclusiones del estudio fue que el número de estudiantes que acceden a titulaciones de grado con esa edad seguirá descendiendo hasta el curso 2025/2026 alcanzando el mínimo histórico. A partir de ahí se iniciaría una recuperación que se prolongaría hasta el curso 2039/2040, recuperando los niveles de matrícula existentes en 2014/2015.

Gráfico 12. Predicción de matrícula de nuevo ingreso en grado y equivalentes con edad entre 25 y 34 años, basada en el modelo de correlación con datos de nacimiento (en intervalos de 10 años) en España.

Como en el estudio anterior, decidimos testear en la siguiente matrícula si nuestras previsiones se cumplían y la matrícula llegaba a los 196 previstos (156 si restringimos los datos a quienes tienen residencia familiar en Aragón). Sin embargo en el curso 2021/22, se quedó por debajo con sólo 178  estudiantes de grado con edad comprendida entre 25 y 34 años (136 si éstos tenían residencia familiar en Aragón). Sin negar que estas variaciones pudieran ser consecuencia de la pandemia ocasionada por la COVID-19, también habría que contemplar que se podría estar anunciando un cambio de tendencia en el mercado laboral que impactara en la demanda de formación.

 

¿Te interesa saber más sobre este estudio?

 

Fecha de finalización del estudio: 23 de diciembre de 2021.