Estudio de la previsión de la edad de Jubilación del Personal de Administración y Servicios de la Universidad de Zaragoza

El Personal de Administración y Servicios es una pieza fundamental para el funcionamiento óptimo de la Universidad de Zaragoza sin embargo, la edad media de la plantilla ha ido incrementándose con el paso de los años amenazando el natural relevo generacional. En el entorno de la administración pública, con políticas de personal normativizadas y poco flexibles, parece necesario un análisis prospectivo de la situación de la plantilla en relación con la edad prevista de jubilación. 

El presente estudio, finalizado en febrero de 2020, fue desarrollado por la dirección de la Inspección General de Servicios de la Universidad de Zaragoza para responder a esa demanda de conocer la evolución de la plantilla en lo referente a su edad de jubilación en los siguientes 15 años (2020-2035). 

Para elaborarlo se utilizaron como fuente de información la aplicación de analítica de datos SeGeDa (SErvicio de GEstión de DAtos), del proyecto Datos Abiertos y Transparencia Universidad de Zaragoza (DATUZ). La extracción de información se realizó en diciembre de 2019, los días 17 y 19 de ese mes, y fue tratada posteriormente. El grueso de la información que llega a la aplicación SeGeDa proviene de la almacenada en la de gestión de personal de la Universidad de Zaragoza (PeopleSoft), utilizando estos parámetros como dimensiones, se han segmentado y clasificado los datos

 

portada de estudio de jubilación

Hasta 2035, en función del tiempo cotizado del personal, es esperable un número de jubilaciones que oscile entre 1063 y 922 empleados, lo que supone entre un 66,86% y un 57,99% del PAS total actual.

Si consideramos únicamente el PAS fijo, las cifras serían: entre 787 y 705 empleados, un 78% y un 70% del PAS total actual. Del personal no fijo, en esa horquilla de tiempo , se jubilarían entre 276 y 217 personas, y supondrá un 47% y un 37% de la plantilla actual.

El presente estudio se centra principalmente en la proyección en la edad de jubilación del personal fijo pero es necesario resaltar que, a la hora de valorar los factores que puedan comprometer el correcto funcionamiento de la institución por la pérdida sobrevenida del conocimiento, tan impactante puede ser la pérdida de vínculo laboral por la temporalidad como por el paso a la jubilación de los empleados.

En la evolución y el crecimiento de una institución es fundamental la renovación generacional y el sistema de transmisión del conocimiento. Con una plantilla envejecida y con un alto nivel de temporalidad (un 36%) parece necesario tener una visión a largo plazo sobre la separación del personal de su vida activa por su jubilación.