Mantener la cohesión de equipo

Los equipos de trabajo pueden y deben mantener su cohesión aunque desarrollen su labor de forma telemática. En la situación actual, en la que la mayor parte de la plantilla se encuentra desempeñando sus funciones de una forma diferente a la habitual, es necesario asegurarse que la vinculación y el espíritu de equipo se mantienen.

trabajadores en equipo

 

Buscando una forma no invasiva de contacto, puede ser beneficioso mantener el contacto al inicio de la jornada habitual (sin perjuicio de que haya integrantes que realicen sus tareas en otros horarios o incluso que no puedan realizarlas) para consultar el estado anímico del grupo y, además, si tienen claras sus tareas a desarrollar durante su trabajo.

También puede ser beneficioso establecer encuentros virtuales, con imagen o no, semanales o con mayor periodicidad que  pueden ayudar a reforzar el sentimiento de equipo y a estimular a nivel personal.

Es importante tener en cuenta que cada persona estará sujeta a un alto nivel de estrés emocional y personal y puede estar sobrellevando problemas al margen del escenario laboral. Además posiblemente pueda tener que compartir su puesto de trabajo para que otros integrantes familiares reciban docencia o incluso tengan momentos de ocio. La flexibilidad de horarios puede permitirle compatibilizar las necesidades familiares con el desempeño profesional.

El seguimiento de tareas es positivo por cuanto que el trabajador se siente valorado cuando su trabajo es revisado y siente que está avanzando y contribuyendo al fin del servicio. Sin embargo, puede haber una sensación de agobio si la persona no puede desarrollar su labor debido a sus circunstancias. Es importante que los responsables tengan presente las dificultades a las que puede estar enfrentándose cada persona. Se puede hacer un encuentro general, similar a un “café de bienvenida” al inicio de la jornada en el que se repase a qué se va a dedicar cada uno y se pueda plantear si alguien necesita algún tipo de apoyo que haga que el responsable intervenga. Un registro de las tareas realizadas o de los avances de todo el equipo también puede ayudar a mantener el estado de ánimo general.

Una despedida al finalizar la jornada o realizar un pequeño balance, como se hacía presencialmente, también mantiene la cohesión. Siempre contando con la limitación de la posible falta de sincronización en los horarios.

 Para todas estas propuestas, puede ser útil utilizar Whatsapp, Telegram, Hang outs, Signal, Wire o Threema. Aquí cada responsable deberá evaluar la mejor opción. Por ejemplo, Whatsapp es popular y está extendido, lo que facilita su uso, sin embargo el empleado o empleada puede sentir que su privacidad se invade. Otras opciones menos conocidas pueden facilitar que sea un canal “exclusivo” para estar trabajando y evitar distracciones “familiares” aunque cueste adaptarse a una nueva aplicación. Hangs outs, por ejemplo, se puede utilizar con la cuenta google de @unizar y puede ser una buena alternativa. Su uso es similar a Whatsapp aunque resulta más limitado en el envío intuitivo de imágenes y documentos.

 


Teletrabajador en oficina doméstica

Los mensajes de ánimo, positivos o de reconocimiento pueden ser buenos a nivel emocional para la totalidad del equipo, pero también permitir la expresión de sentimientos negativos, de incapacidad o impotencia. Y no olvidar que el trabajo en esta ocasión puede suponer una carga pero también una válvula de evasión.